Anestesia

Tratamiento y abordaje terapéutico integrador del dolor para el paciente y su entorno.

  • Diagnosticar, valorar y tratar los síndromes dolorosos supone un importante reto diario para los profesionales que integran los Servicios de Anestesiología y Terapia del Dolor de los Hospitales Universitarios de Torrevieja y Vinalopó.
  • Además de abordar el dolor agudo y crónico de los pacientes, el Servicio de Anestesiología tiene como función principal el asesoramiento, consulta y preparación del paciente antes de la anestesia.

anestesia2

Tratamiento terapéutico integrador

Diagnosticar, valorar y tratar los síndromes dolorosos supone un importante reto diario para los profesionales que integran los Servicios de Anestesiología y Terapia del Dolor de los Hospitales Universitarios de Torrevieja y Vinalopó. En su cartera de servicios destaca la medicina perioperatoria del paciente quirúrgico antes de la intervención, durante y después de ella, incluido el tratamiento del dolor; medicina obstétrica; anestesia y sedación en procedimientos no quirúrgicos, diagnósticos o terapéuticos invasivos. El diagnóstico y tratamiento del dolor crónico de los pacientes es parte fundamental del trabajo de los más de veinte especialistas que integran ambos servicios.

Según estudios de organismos internacionales, un tercio de la población padece de algún tipo de dolor crónico. Del 50% al 70% están parcial o totalmente incapacitados durante días, semanas o meses, y el resto, lo está permanentemente. El dolor no sólo tiene importancia como síntoma; puede afectar de forma importante a la actividad física, la actividad laboral, las relaciones sociales, las relaciones personales y, en general, disminuir la calidad de vida de los pacientes y sus familias.

Además de abordar el dolor agudo y crónico de los pacientes, el Servicio de Anestesiología tiene como función principal el asesoramiento, consulta y preparación del paciente antes de la anestesia. Así, controla y restablece el equilibrio de las funciones vitales del organismo, y la anestesia, sedación y analgesia durante los actos quirúrgicos, obstétricos (parto) o médicos que así lo precisen. Este servicio supervisa, entrena y evalúa al personal médico y no médico en anestesia, prestando cuidados al paciente crítico y reanimación cardiopulmonar.

Los servicios cuentan con una actividad quirúrgica muy elevada en la que destacan las más de 25.000 intervenciones anuales con un porcentaje de cirugía ambulatoria por encima del 70%. Ambos departamentos superan las 20.000 consultas externas y, en el plano de la analgesia epidural, destaca el hecho de que un 80% de las mujeres la eligen.

Ambos centros reciben rotaciones de residentes externos de otros hospitales, sólo en el Hospital Universitario del Vinalopó 8 residentes realizaron una rotación formativa el año pasado y 15 lo harán durante este curso. Los residentes acuden a aprender en las instalaciones cuestiones sobre cirugía cardiaca, vascular y técnicas invasivas de radiofrecuencia y colocación de bombas y neuroestimuladores.

Técnicas complejas, profesionales altamente preparados

El servicio cuenta con anestesiólogos con amplia experiencia en campos de la anestesiología que les permite atender a pacientes difíciles o situaciones técnicamente complejas con la máxima pericia. La superespecialización de los anestesiólogos permite garantizar una asistencia anestesiólogica del más alto nivel.

Los servicios de anestesia cuentan con profesionales altamente cualificados que realizan técnicas invasivas de alta complejidad como la radiofrecuencia, epidurolisis, coloración de neuroestimuladores y bombas de perfusión espinales.

Unidad del Dolor: trabajo multidisciplinar al servicio del paciente y su entorno

El paciente con dolor crónico constituye para todos los sanitarios un reto terapéutico. Las Unidades del Dolor de los Hospitales Universitarios de Torrevieja y Vinalopó realizan un estudio y seguimiento muy minucioso del paciente en la totalidad de sus características personales, tanto por su patología como por su entorno familiar, social y laboral. Este seguimiento se realiza gracias al trabajo multidisciplinar e integrador de los profesionales.

 “El dolor es un síntoma difícil de tratar, muy complejo y muy incapacitante, al que le prestamos mucha atención, tanto de cara al paciente como a su entorno familiar” afirma el Dr. Diego García, Jefe del Servicio de Anestesia del Hospital Universitario del Vinalopó. “No hay dos pacientes iguales, por ello, ofrecemos un tratamiento individualizado que toma al entorno del paciente como pieza angular de su mejora terapéutica; la familia es fundamental”, añade.

Los pacientes que acuden a la Unidad del Dolor son evaluados en una consulta en la que el médico especialista analiza sus antecedentes personales y quirúrgicos, entre otros, así como su situación social, hábitos de salud y tratamiento previo. El tipo de dolor y sus características son valorados mediante la realización de cuestionarios diseñados para este cometido.

“Se trata de un paciente muy complejo, no sólo por el dolor que padece, sino porque el dolor crónico provoca a menudo problemas emocionales y cognitivos, de modo que es necesario realizar un abordaje emocional del paciente con el objetivo de mejorar su calidad de vida y la de su familia”, expone el Dr. David Salinas, Jefe del Servicio de Anestesia del Hospital Universitario de Torrevieja. 

Los centros cuentan con un Comité del Dolor único para ambos departamentos que tiene como principal objetivo la organización de la asistencia y el diagnóstico y tratamiento de los pacientes con trastornos que cursan dolor, especialmente de carácter crónico.

De este modo, anestesiólogos, rehabilitadores, traumatólogos, psicólogos clínicos, médicos de atención primaria y profesionales de enfermería, instruidos en técnicas específicas, garantizan el tratamiento de este tipo de pacientes de una manera superespecializadas e integradora.

El Comité del Dolor de los hospitales de Torrevieja y Vinalopó coordina a las Unidades del Dolor de ambos centros en todo lo relativo el tratamiento del dolor y supone una ventaja significativa con respecto al tratamiento del dolor crónico de los pacientes. El hecho de unificar, bajo un mismo criterio, indicaciones y protocolos clínicos para el abordaje de este tipo de pacientes, mejora notablemente el control de sus síntomas y, por ende, redunda de manera positiva en la satisfacción de los usuarios.

Más de 1500 enfermos al año acuden a las consultas de la Unidad del Dolor de cada Departamento. Existe una consulta de enfermería de dolor que se encarga de realizar el seguimiento, después de cambios en el tratamiento, apoyo en la realización de técnicas y control integral del dolor. El papel del personal de enfermería es fundamental y constituye un aspecto integrador que redunda positivamente en el bienestar del paciente.

Consultas específicas al servicio del paciente 

La existencia de un Comité del Dolor único posibilita la puesta en marcha de dos nuevas consultas de Rehabilitación y Anestesiología, orientadas a aquellos pacientes de gran complejidad que requieren un tratamiento integrador con diferentes puntos de vista por parte de los diferentes especialistas. De este modo, los pacientes pueden beneficiarse de un abordaje terapéutico más sólido bajo un mismo criterio clínico, consensuado por parte de los profesionales que atienden cada caso.

Tratamiento del dolor crónico

El tratamiento del dolor crónico parte de un diagnóstico clínico de las causas que lo producen, a nivel del funcionamiento de las vías nerviosas que intervienen en su producción, y se centra en procedimientos que tienen como finalidad aliviar el dolor a través de técnicas que regularicen los sistemas de transmisión del dolor. El tratamiento puede ser farmacológico o invasivo, y siempre se ofrece de forma coordinada a otros tratamientos como rehabilitación, fisioterapia o psicología clínica.

Tratamiento y abordaje terapéutico integrador del dolor para el paciente y su entorno

Ampliar imagen