eduardo
Publicado el 4 diciembre, 2013 · en General, Ginecología

El Servicio de Ginecología del Hospital de Torrevieja ha extraído con éxito un tumor de 25 kilos en el ovario de una mujer de 47 años. Se trata de una compleja intervención que representa un reto para el equipo quirúrgico ya que los tumores ginecológicos gigantes, descritos como aquellos mayores de 11,3 kg, son poco muy frecuentes en la literatura médica mundial.  En este sentido, sólo existen alrededor de 5 casos similares publicados a nivel científico.

La mujer, que venía percibiendo un constante crecimiento de su sector abdominal, acudió al Hospital de Torrevieja por diversas molestias y derivada por su médico de cabecera. Tras los exámenes preoperatorios, TAC, y una vez diagnosticada por el servicio de ginecología, la paciente fue sometida a una laparotomía que permitió confirmar el hallazgo de una tumoración quística gigante (41cm y 25kg) que se extendía desde el pubis hasta el apéndice xifoides.

La intervención se completó con una histerectomía total (extirpación del útero) y una doble anexectomía (trompa y ovario), técnicas que permitieron extraer la totalidad del tumor en una operación que duró 2 horas y que no presentó complicaciones. Tras un postoperatorio normal, se confirmó la benignidad del tumor en una revisión posterior, tras el análisis anatomopatológico.

El Dr. Eduardo Cazorla, Jefe de Servicio de Obstetricia y Ginecología, aseguró que en sus 20 años de carrera “jamás” había tratado un caso de características similares. La complejidad en este tipo de intervención es muy alta, teniendo en cuenta la particularidad del tamaño de la tumoración.

La extracción del tumor ha solucionado molestias derivadas de la compresión abdominal relacionadas con dificultad en la micción, problemas intestinales, dificultades respiratorias para dormir, incomodidad para caminar e incapacidad para realizar labores cotidianas.  Tras 5 días en hospitalización y, aproximadamente, 20 días de reposo, la paciente se recuperó completamente.

Actualmente, la paciente acude a sus revisiones ginecológicas habituales y no ha habido muestra de reaparición alguna del tumor.