Sala de prensa

Noticias

11 de enero del 2019

Torrevieja Salud dona un desfibrilador a la Asociación de Deportistas y Entrenadores

Torrevieja Salud dona un desfibrilador a la Asociación de Deportistas y Entrenadores
  • El Departamento de Salud de Torrevieja contribuye así a la creación de un nuevo espacio cardioprotegido en la ciudad.

Torrevieja. 09.01.2019. Torrevieja Salud dona un desfibrilador semiautomático externo (DESA) a la Asociación de Deportistas y Entrenadores de la localidad con el objetivo de poder contar con un nuevo espacio cardioprotegido en la ciudad.

Además, dentro del convenio de colaboración que ambas entidades mantienen, recientemente profesionales del departamento formaron a miembros de la asociación sobre la utilización de desfibriladores semiautomáticos en una jornada que se desarrolló en el salón de actos del Hospital de Torrevieja.

Profesionales del centro enseñaron y acreditaron a este colectivo en el inicio de la reanimación básica, instruyéndoles en la función de ser los primeros que alerten ante un caso de parada cardiorrespiratoria, y dotándoles de los conocimientos necesarios para poder realizar una primera atención cardíaca hasta la llegada de los equipos especializados.

Daniel Plaza, presidente de la Asociación, asegura que “la donación del desfibrilador semiautomático y la formación continua del Departamento de Salud de Torrevieja nos permite contar con un equipo bien formado para realizar una primera atención en caso de parada cardiorrespiratoria. De este modo, contamos con unas instalaciones más seguras que redundan de manera positiva en el bienestar de los deportistas de la ciudad de Torrevieja”.

¿Qué son los desfibriladores externos semiautomáticos?

El Desfibrilador Externo Semiautomático (DESA) es un aparato electrónico portátil que trata la parada cardiorrespiratoria cuando es debida a la fibrilación ventricular. El DESA está pensado para ser utilizado por personal no sanitario, siendo éste formado previamente, de tal forma que siguiendo sus instrucciones, se colocan los electrodos en el paciente, y el aparato, tras determinar el tipo de ritmo cardíaco, aconseja a los asistentes separarse para emitir la descarga eléctrica, o bien, recomienda realizar compresiones torácicas.

Estos dispositivos se encuentran ubicados en lugares de alta concentración de personas, tales como aeropuertos, estaciones de tren y autobús, estadios de fútbol, grandes superficies comerciales, etc. ya que es en estos espacios, fuera del ámbito sanitario, donde pueden evitarse las mayores situaciones luctuosas posibles gracias al uso de desfibriladores y junto a la adecuada formación de las personas que lo utilicen.